Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

Una pincelada

"No trates de retener a este o aquel con promesas que no podrás cumplir. Haz de tu vida la rectitud del que ama y los retendrás."

Un pensamiento

"Agua en agua es agua. Agua en sed... es Vida"

No lo sé

Imagen
Hemos compartido muchas veladas nuevas y he visto la ausencia, con tu nada al dejar en blanco esa presencia amable.
Si eres dicha, sombra, ternura, sabor o gozo no lo sé.
Sólo sé que tu alada ausencia me hace daño.

La noche

Y ya... no puedo.

Imagen
Un vacío Un lugar ocupado por la sombra amarga del ciprés
Una pregunta absurda tendida en la ladera de la duda Una punzada
Una vez más Una plegaria colgada de mis labios que tiemblan
¡Pero busco soñar!
Y ya
no puedo.

Amistad... un bien en alza.

Imagen
Comenzamos a hablar como si no hubiera transcurrido el tiempo. Como si los años fueran zancadas imaginadas en los pies de otra gente. Me siento muy bien ante esta gran persona que conocí antaño. Me agrada escucharlo. Gesticula, sonríe y de su boca, surgen cantidad de historias y de anécdotas. Entre una y otra un ¿Cómo te va? Nos miramos a los ojos. ¿Qué tenemos que ocultar? No hay nada oscuro. Me hace feliz sentirle feliz. Hablamos de cosas triviales, mientras aquellas cancioncillas del ayer, se esfuman en la sala, quedando suspendidas de la ventana.
Existe un hilo que entonces estuvo cargado de amor, y que hoy no es más que la caricia suave de una buena amistad.
A lo largo de mi vida, he palpado que existen amistades unidas por hilos imperecederos y otras que, como han venido se van; casi sin dejar rastro.
Tal vez "ese algo" que une a ciertos seres humanos aquí en la Tierra, de una forma especial, tenga que ver con esa otra unión que surca las vivencias actuales para llevarnos …

Ruedes

Imagen
Soy rural. Tan rural como las amapolas; tan rural como ese canto que se esconde en la ladera del camino. Un día, por la no casualidad -ya que no creo en ella, y pienso que todo es por algo-; la vida me llevó a Ruedes. Mi querido lugar de retiro en donde se palpa la vida. Soy feliz desde que amanece, con esos trinos misteriosos de los pájaros, que intentan dictar su fatiga, su trabajo y su vida llenando los lugares de tonos misteriosos; como cuando anochece, con esas visitas inesperadas de algún jabalí que baja a recoger su alimento… Es normal ver ardillas subidas en lo alto de las copas; es cotidiano alcanzar las campanillas de las vacas en prados vecinos y el canto del gallo que ameniza el amanecer. Existe la quietud y la vida parece detenerse cuando el reloj implacable, marca las horas. Las gentes, acogedoras y llenas de encanto, dicen con su presencia, que el ser humano es más y más. Que el ser humano está lleno de vida y no necesita mucho para vivir. A diez kilómetros de Gijón, se enc…

Dime

Imagen
-Dime ¿cómo puedo ser una gran Poetisa?
-Abriendo el corazón y cantando estrofas en todas direcciones. Deberás bañar las palabras con musicalidad y entonces… el amanecer mismo vibrará y la noche dejará paso a ese día luminoso que te alumbra. Tu cuerpo dará un suspiro y tu Alma, se elevará hacia las Existencias Superiores. Conexionarás Cielo y Tierra, o lo que es lo mismo… Cuerpo y Alma. Te sentirás plena y un suspiro vagará como eco por valles y montañas. Los pájaros que viven en las ramas, entonarán también, con armonía, una rima perfecta y las alimañas, todas mudas, dejarán los senderos para ahusarse en los hoyos del bosque. Sólo el día en el que seas capaz de percibir todo eso… serás Poeta.
-¡Ah!

Meditación

Imagen
-¡A Dios pongo por testigo que nunca más vaciaré el contenido de mi corazón. A Dios pongo por testigo que no volveré a abrir mis sentimientos y que todo eso que intenta contar este órgano inquieto, lo silenciaré para siempre.!
-¿Qué haces gritando de ese modo en el medio de la plaza y con micrófono en mano?
-Estoy meditando. Digo que estoy harta de hablar siempre con el corazón, y de decir cosas de las que más tarde me arrepiento, cuando pasan por el filtro razonador.
-¿A gritos? La meditación es recogimiento... es silencio. No debes inmiscuirte en nada que no seas tú y tu circunstancia. Debes situar mentalmente una colina, y si tu intención es llegar a ella, buscar la forma de hacerlo... pausadamente; con aprendizaje y oportunidad tanto para  el que camina en sentido contrario a ti, como para el que va a tu lado. Meditar es reformar tu armario interior, ordenando todo aquello que mecere la pena, limpiando espacios sucios, adquiriendo claridad de conciencia. Meditar es hacer el firme prop…

Un siete de abril cualquiera.

Imagen
Lancé las piedras a aquel cauce sediento y su chasquido se escuchaba, roto. Seco. Como un golpe mortal.
Me acerqué hacia otro arroyo lleno de agua y en su batida, la piedra me entregó varias gotas que me regaron toda.
Más tarde, en el sendero abajo, me encontré un trozo de azabache negro. Brillaba en un suelo pobre de vegetación, y entonces, cogí aquel brillo y lo deposité en mi mochila vacía.
Seguí ese recorrido ladera arriba, y miré un pétalo marchito yaciendo arrinconado en la esquina de mis pasos. Lo tomé, lo besé, y acariciando su vida muerta lo sostuve punzado en mi solapa.
Llegué a la cima, esperando divisar el valle entero después de un recorrido difícil, plagado de encuentros y de despedidas.
Asomé mis ojos por todo lo divisable, y sólo encontré otra cortina gris que dibujaba una montaña nueva.
Y aquí estoy, esperando que la niebla disipe las visiones, y que el firmamento entero me guíe con su Luz hacia ese mundo que intento descubrir sedienta, cada día.

Nada más.

Imagen
Adorné las paredes con palabras
y una orquídea blanca aparecio de pronto

En el suelo... una lágrima Nada más.

Esta noche he soñado,

Esta noche he soñado, toda ella. Me desperté recitando poemas... como aquella mujer del parque que alimenta palomas mientras echa estrofas con verborrea no escrita, y de la  que siempre pienso que no está bien de la cabeza, -reconozco con el golpe de pecho que entono aprovechando esta Semana Santa que hoy termina y en la que cada día, creo menos-. Sí; esta noche he sentido el cuchicheo de rimas... al oído, con esa intensidad que dice la verdad. Sentí la extraña presencia de las dimensiones que dictan esos momentos dulces en las que se tararean palabras tranquilas y llenas de Amor, esas... que nos ayudan a vivir. No tenía lápiz ni papel, y corrí a buscarlos; pero en cada paso, el reflejo de la noche se escurría, y ya... cuando todo estaba a mi alcance, no quedó más que un reguero agradable y la certeza de que no fue un sueño aquello que sentí.

Y aún así

Tal vez, la rama del olivo se ha secado tal vez, el firmamento, quieto, llore pena quizás, también, el lago triste … se ha apagado y aún así, mi Alma, vibra llena.
¿Por qué la brisa algún día corta tanto? ¿Por qué la luna abrasa en su ceguera? ¿Por qué la risa ya no vence al llanto? ¿Por qué la bruma… para en la ladera?
Tal vez la rama del olivo se ha secado
Y aún así
mi Alma
vibra llena…