Meditación



-¡A Dios pongo por testigo que nunca más vaciaré el contenido de mi corazón. A Dios pongo por testigo que no volveré a abrir mis sentimientos y que todo eso que intenta contar este órgano inquieto, lo silenciaré para siempre.!

-¿Qué haces gritando de ese modo en el medio de la plaza y con micrófono en mano?

-Estoy meditando. Digo que estoy harta de hablar siempre con el corazón, y de decir cosas de las que más tarde me arrepiento, cuando pasan por el filtro razonador.

-¿A gritos? La meditación es recogimiento... es silencio.
No debes inmiscuirte en nada que no seas tú y tu circunstancia. Debes situar mentalmente una colina, y si tu intención es llegar a ella, buscar la forma de hacerlo... pausadamente; con aprendizaje y oportunidad tanto para  el que camina en sentido contrario a ti, como para el que va a tu lado.
Meditar es reformar tu armario interior, ordenando todo aquello que mecere la pena, limpiando espacios sucios, adquiriendo claridad de conciencia.
Meditar es hacer el firme propósito de no entrometerte en vidas privadas. No hagas que los demás sufran por tu culpa. No intentes sobresalir sobre el resto de las personas y ayuda... ayuda siempre.
Esa es la mejor meditación que tú puedes hacer.

-¿Y qué hago ahora con este micrófono, con todo lo que me ha costado?

-Puedes tirarlo. Ya te he dicho que la meditación es interior; no a voz en grito.

-Es que si no lo hago a voz en grito ¿de qué me vale? Nadie se va a enterar de mi cambio de actitud.

-No has entendido nada. Te pediré cita para que te realicen ese trasplante de silenciador en la garganta. Es pionero. Ya ves... estarás encantada, vas a ser la primera en algo, por una vez en tu vida...

-¿Cómo? ¿Pionera en algo? Déjame el micrófono... "A Dios pongo por testigo que seré la primera... sí, sí... han oído bien... la primera mujer a la que le van a realizar ....

Comentarios

  1. Ya fuiste la primera en ver la luz,
    justo un instante después,
    de que te alumbrara tu madre.
    Ya fuiste la primera que miraron,
    los ojos que un día,
    al lado de tu cuerpo despertaron.
    Ya fuiete la primera aquellas veces
    en las que tu voz sonó,
    sino mas fuerte,
    sí mas clara y transparente,
    de otras voces y ... diferente.
    Para que ansiar mas veces,
    ser la primera,
    si a quién de verdad importas,
    igual le llegas.

    Un fuerte abrazo Celia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Asturiano

Reflexiones

Escucha: