Entradas

Mostrando entradas de mayo 17, 2008

Las perlas del Alma "Desde el viento"

-Otis ¿Qué es el Amor? -Amor... Qué gran palabra, que reúne el sentimiento, que verifica la unión, que entiende el error. Que anima. Amor... Qué gran palabra, que luce en la oscuridad. Que hace tambalear a la sombra. Que abunda en la Luz. Amor...¡Cuántos suspiros encierra tu palabra! ¡Cuántos reproches se silencian cuando se ama! Los bullicios de la noche inundan las palabras. Las actitudes del día suenan a Amor. Fuente en donde beben los poetas. Donde se alumbra a los desconsolados. En donde yacen silencios... Amor desinteresado, Fuente de Sabiduría. Encarnación del Ser. Ilusión ante el atisbo de amor, que no es Amor. Certificado de consuelo para el aparente solitario. Eje que debiera ser de la vida, que poco a poco fue olvidando lo que debería ser por lo que es hoy. Amor, que no es pasión. Amor, que no es engaño. Amor, que no es odio ni traición. Amor... palabra que encierra en ella todo el sentimiento del sentir.

Las perlas del Alma "Entre el Alma y la Razón"

Imagen
Replica a la Luz el gallo y es adorador de la gallina

Aunque te corten las alas...

Imagen
Renunciar a algo por Amor es ganar con creces tu renuncia

¿Arte?

Abre la puerta a la Luz
y sabrás que los destellos se expandirán a la Vida

¿Arte?

Imagen
Han encontrado Fuente los sedientos Han encontrado asiento los ausentes de sed

¿Arte? Tocando el Cielo

Imagen
No es merecedor de Amor aquel que dice amar y besasino aquel que no diciendo sabe decir amando

¿Arte?

Imagen
Asombrado está aquel que sintiéndose poco es aplaudido

Las perlas del Alma "Entre el Alma y la Razón"

Imagen
No creas que dando el mundo y todo lo que contiene al que anhela tener, se sentiría feliz, porque su mirada se centraría en las nubes.

Las perlas del Alma "Entre el Alma y la Razón"

Había una vez una mujer que, mirándose a sí misma, no reparaba en el otro que, gritando, intentaba llamar su atención. Pasaron los días y se encuentran en la calle. Y el hombre que otro día gritaba le dice "buenos días" y ella con su mirada responde que no le conoce.
Entonces él, clavando sus ojos en la herida reciente de su brazo le dice:
-El otro día yo gritaba desesperadamente por esta herida, ya que tropecé en el suelo, y gemía para que usted me ayudara.
Y ella le contestó:
-No sería yo, señor, porque de lo que me dice no me he enterado.
Y entonces el hombre responde:
-Es que para darse cuenta del sufrimiento ajeno debe dejar de mirarse y ver que existe más vida que usted misma.

Las perlas del Alma "Entre el Alma y la Razón"

Imagen
Quien distribuye su Amor entre los que viven, Vive.

La Luz se aloja en donde es recibida. Y recibe a quien no quiso alojarla.