Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Un Oso

Imagen
Había una vez, un Oso grande, poderoso, que atemorizaba los bosques enteros. Su color era blanco y se confundía con el paraje que habitaba. Entonces, siendo dueño de todos los vecinos, correteaba arriba y abajo y se servía de sus apetencias. Un día, estando tumbado entre la nieve, miró a lo lejos, descubriendo un gran bulto oscuro. Elevó su mirada, elevó su cuerpo y fue avanzando hasta llegar a alcanzarle. Poco a poco descubrió que ante él se alzaba un igual, pero teñido de oscuro. Fijó los ojos en su amenaza, mientras el visitantes, estaba quedo, esperando sentencia.
Entonces, el Oso blanco le dice:
-¿Quién eres? ¿A qué has venido? ¿Cómo osas llegar a mi pradera helada?
Y el visitante contesta:
-Estoy en la pradera helada porque es mía también. He venido a mirar y vi un intruso, que eres tú. Y ambos, sin mediar más diálogo, se enzarzan en esa lucha cruel. Cayó la nieve y ellos, casi inundados, no encontraban salida. Entonces, cuando ya estaban sucumbiendo, comenzó a salir el Sol, co…

Divagaciones en una mañana de Febrero

Imagen
Corrí hasta ti deseando ver la orilla nueva Dudé... pero emprendí carrera sin mirar que los árboles y la misma hierba, quedaban arrasados bajo mis pies Atilianos. Y llegue para ver, qué es eso que intuía adesde aquel lado oscuro en el que estaba. No sé si era consciente o no de que mis pies se iban a doler y de que mi corazón no podría abrirse, por estar trotando de la larga carrera. No vi un abrazo nuevo. Ni una sonrisa tan siquiera. Y cuando llegué a mirar la flor que parecía sonreírme desde la lejanía, me encontré que no era más que ese espejismo que ahora miraba en la otra orilla.
Aprendí una lección. La más hermosa lección que nadie en tertulias, ni en foros, ni en la misma Universidad me enseñó nunca: Puedes pasar la vida tumbeándote, corriendo tras la Ardilla de los sueños, y no vas a alcanzarla. Mírate, escúchate y así podrás Conocer, con sentimientos nuevos, el verdadero sentido de la Felicidad. Esa que vive en ti y que te habla de Amor. Y cuando asumas tu grandeza , no has…

Alas nuevas

Imagen
Foto V. Nas
Me gusta surcar el cielo con alas nuevas. Deseo volar con los colores brillantes de la dicha, donde todo se vuelve canto hermoso.
Me gusta seguir mi ruta trazada poco a poco, surcando las colinas y cuando llegan riscos, recordar que viven las llanuras.
Es bonito despegar del suelo. Y es bonito saber regresar al cobijo terreno, después de haber volado.
Me gusta palpar la certeza de Dios. Saberme portadora de saber y de vida. Me gusta batir mis plumas y con una, escribir historias de la Vida.
Las autopistas de la vida, se pueden cruzar. Pero lo bonito de la Existencia es saber que podemos elegir que ruta deseamos llevar a ese Destino.



¿También hoy seré feliz?

Imagen
Cuando me levanto de mañana, me miro en el espejo y me pregunto: ¿También hoy seré feliz?
Cierro los ojos. Imagino el día con situaciones armoniosas, con paz, con concordia, con la mirada limpia, el corazón presto a sentir y un escalón nuevo hacia el encuentro deseado.
Trazo rápidamente mañana, tarde y noche.
Sí, hoy también seré feliz. Me lo he propuesto.
Si miras viendo Luz, la oscuridad casi no existe...

Por Dios!!!! El Infierno, no existe.

Imagen
Los días son sucesiones de horas. Las vidas, sucesiones de la Vida.
El ser humano teme, a menudo, por sentencias interpretadas que carecen de coherencia.
Se ha hablado del Infierno Eterno, y de las Fuerzas del Mal, que se ceban quemando Almas impuras.
Se aterrorizó a los mortales, que –pobres de ellos-, no pensaban en liberarse de culpas, perdiendo toda noción de evolución y dicha, por verse perdido entre las llamas, por una acción alejada del Todo.
El Alma, jamás es impura, porque en ella está la Divinidad del Ser.
El Alma puede evolucionar con la Luz o aquietarse con la Sombra. Pero ella espera ahí el despertar de la razón humana, que le haga, Ser.
El INFIERNO NO EXISTE. Existen las Sombras y las acciones sombrías que es necesario alumbrarlas con actos de Amor, para que se diluyan.
No existe un Dios justiciero y alejado del propio ser humano, sino un Dios amoroso, que espera siempre que los Sentimientos positivos del ser humano le hagan ser lo que realmente Es.
Él vive en todos los…