Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012
Imagen
"No le eches la culpa a tu caballo por ir desfiladero abajo. Tú llevas las riendas" .

Algo grandioso, escrito por Regla Contreras.

"... ¿Sabes, CARMEN? A veces no me atrevo a mirar arriba en esas noches luminosas en las que La Luna preside el firmamento. Imagínate tú, por un instante, que los habitantes de esta parte del planeta en donde, en ese momento, fuera de noche -incluidos las plantas y los animales, que también perciben formas y colores y proyectan igualmente su grado de consciencia- decidiesen unánimemente, una noche, no mirar al cielo. Nuestro satélite dejaría de recibir la proyección e influencia de todas las consciencias que le dan esa identidad que La Luna es: dejaría, de repente, de ser un cuerpo celeste, puesto que aquello que no se mira, no queda registrado en el cerebro ni en la consciencia de nadie; y como por encanto -según sostienen las leyes de la física más avanzada, que concuerda con los postulados de muchos Místicos de la antigüedad- La Luna dejaría de estar.




También dejaría de ser "un satélite" -que eso no es más que un concepto humano en el que nadie, en ese momento, esta…

Reflexiones

Imagen
"Si vives tu vida desde la mirada, jamás te quedarás ciego"

Y soy yo porque estás Tú

Imagen
“La Tierra en su metamorfosis, está evolucionando hacia la cuarta dimensión, dejando atrás el Anillo de Gusano, o Einstein Rossen. Este proceso provocará que los seres humanos reciban mayor vibración Espiritual, y con ello evolucionarán hacia una mayor conciencia Universal”
Hace 23 años –justamente el día 23 de diciembre del año en curso-, se producirán 23 años del comienzo de mi experiencia evolutiva.
Cierto es que desde siempre mantuve un recuerdo velado de quien era, de donde venía y hacia donde iba; todo un recuerdo que subyace en nuestro interior y que es común a todos los mortales, pero con alguna diferencia, tal vez, de búsqueda Espiritual. De vivir en constante sintonía con la Naturaleza y demás habitantes de la Tierra.
Ese día 23 de Diciembre del año 1989, mi vida en la Tierra dejó de transitar por el anillo de Gusano, o Einstein Rossen, para vibrar en no sé cual dimensión, pero desde luego, no en la que había vivido hasta ese momento. Poco sabía yo entonces –realmente, hace…