Las perlas del Alma "Entre el Alma y la Razón"

Quien distribuye su Amor entre los que viven, Vive.

La Luz se aloja en donde es recibida. Y recibe a quien no quiso alojarla.

Comentarios

  1. Qué belleza la segunda frase. Me imagino a Dios haciendo un ¡tachaaannnnnn! al que llega ciego en vida, tras una vivencia modélica al margen de Él y lo encuentra con los brazos abiertos diciéndole ¡Sí, niñin, aunque hayas dicho mil veces que no creías en mí. Has vivido conmigo en tu ignorancia, y ahora aquí me tienes lleno de alegría al recibirte! Sencillamente porque has predicado con tu ejemplo y nunca le has hecho a nadie lo que no esperaras que te ocurriera a ti. Porque has vivido con la certeza de no dañar por el placer de hacerlo, porque has sabido sortear las piedras del camino sin dejar de caminar y soportando el peso que te correspondía sin desfallecer. Porque has trazado rectitud en los tránsitos enredados de los aconteceres y todo eso lo has hecho por otros alejado del egoísmo... por todo eso y por mucho más que ahora iremos retomando juntos cuando realicemos el balance de tu vida entre los hombres, Aquí Me Tienes.

    En eso pensaba yo mientras acudía al acto de despedida de un querido amigo de mi padre y de toda la familia, mientras veía como sus compañeros del partido comunista retiraban el Crucifijo de la Capilla del Tanatorio para rendirle homeje al muerto. Había sido sin duda un gran hombre, fiel a sus ideas e ideales hasta el punto de ser encarcelado por ellos soportando el penal. posteriormente un reconocido dentista que atendió con igual diligencia al que tenía como al que no tenía. Un hombre entrañable y bueno padre de familia numerosa... así pensaba yo, que le estaría ocuriiendo a Él en esos momentos, con los ojos tremendamente abiertos a la Verdad inesperada ¡Taaaaachaaaannnnnnnn!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Asturiano

Escucha: