Esta noche he soñado,




Esta noche he soñado, toda ella.
Me desperté recitando poemas... como aquella mujer del parque que alimenta palomas mientras echa estrofas con verborrea no escrita, y de la  que siempre pienso que no está bien de la cabeza, -reconozco con el golpe de pecho que entono aprovechando esta Semana Santa que hoy termina y en la que cada día, creo menos-.
Sí; esta noche he sentido el cuchicheo de rimas... al oído, con esa intensidad que dice la verdad. Sentí la extraña presencia de las dimensiones que dictan esos momentos dulces en las que se tararean palabras tranquilas y llenas de Amor, esas... que nos ayudan a vivir.
No tenía lápiz ni papel, y corrí a buscarlos; pero en cada paso, el reflejo de la noche se escurría, y ya... cuando todo estaba a mi alcance, no quedó más que un reguero agradable y la certeza de que no fue un sueño aquello que sentí.

Comentarios

  1. Ay! Celia, qué rabia da que se escabullan las letras.

    Hubo un tiempo que guardaba papel y lápiz en la mesilla. El problema venía al encender la luz; siempre había quien se quejaba. Debía salir a oscuras del cuarto y cuando llegaba a la cocina, pues eso; no era lo mismo.

    Feliz semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Y que son los sueños? Realidad o ficción? Suelo soñar mucho y algunos tienen tanta intensidad que no sé si son vidas que vivo en otra realidad. En cualquier caso, soñar es bonito y aunque a menudo el recuerdo se esfuma, siempre queda el instante vivido ¿o soñado?
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Asturiano

Escucha:

Reflexiones