Aunque no creas.








A Dios no le importa que no le mires. Tampoco ha de importarle si no crees en Él. Míra a quien camina por la vida y enséñale a caminar si es que tú ya sabes hacerlo.
Y entonces y solo entonces, ya no tendrás duda de su Existencia.

Comentarios

  1. Pero debemos ser nosotros los que busquemos a Dios, los que busquemos las respuetas y los que estemos seguros de "nuestra existencia".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tus palabras son para reflexionar amiga, bello lo que compartiste hoy, cuidate.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Asturiano

Escucha:

Reflexiones