Las perlas del Alma

-Te daré flores bellas y tú, harás un ramillete.
-No tengo lazo para atarlas...
-Te daré un lazo y tú, harás un ramillete.
-Y ¿Qué puedo hacer con el ramillete?
-No debes guardarlo para ti. Huele su perfume, admira su belleza, imprégnate de él, y después lo ofrecerás para que otros experimenten las mismas sensaciones.
No olvides que es bonito compartir lo hermoso. Da todo lo bueno que puedas afrecer y cállate todo aquello que puede dejar herida ajena.
-Ah!

Comentarios

  1. Hola Celia, muy bello pensamiento lleno de reflexion. Demos todo lo bueno que podemos ofrecer,si amiga, eso es bello para el alma. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Asturiano

Escucha: