No quiero culparme del olvido.




No quiero culparme del olvido que sufren mis neuronas cuando pienso qué poco recuerdo lo leído, mientras veo en la penumbra de mi yo, a tantos y tantos escritores, que vuelcan sus historias, y sus datos, y sus fechas, con puntos justos, referidos.
No quiero verme una ignorante sombra, cuando escucho a sabios decir todo eso que tiene en la memoria, mientras la mía… se aletarga pensando que nunca ha sido capaz de tener tino.
Estuve en compañía de tanta gente sabia, estos días, que quiero alcanzar la dicha en rememorar a aquellos que recitaron palabras y poemas, y miradas de ilustres ciudadanos.
Y yo sigo aquí, como dice esa canción que un día escuché y que hoy me hace preguntarme si soy esa que ha sido…



Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexiones

Asturiano