Nada más.





No entiendo por qué  la vida zigzaguea y en su recorrido, en cada curva; siempre estás, sin esperar que estés.
Encuentros no deseados y que aún así… se pegan como ese chicle, machacado en el pavimento, que se cuela en la suela del zapato…

Las pasiones inventadas… no son pasiones.

Miré hacia atrás… y tan sólo encontré mis propias huellas.
Solas.
Nada más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Asturiano

Escucha: