Te dije un día

Te dije un día:
Para ser yo necesito de ti. Para ser tú, no necesitas de mi.

Y tú me respondiste:
No has comprendido nada, ¿No ves que tú eres yo y que yo soy tú?
Todos somos gotas de un mismo Río...
-¡Ah!

Comentarios

  1. Hola Hola Celia,
    Me encanta esta reflexión y ese "¡Ah!" al final ...
    Algunas veces en situaciones de pareja o "Divinas" algo muy parecido suele ocurrir....
    Lo de "Gotas de un mismo Río" es magistral.
    Cuidate muuucho y envidio la temperatura de tu tierra.
    Abrazotes enormes desde el Mediterráneo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reflexiones

Asturiano