Las perlas del Alma "Entre el Alma y la Razón"

Razones son necesarias sólo cuando razonas. Si lo propio es comer para saciar el hambre y beber para sacier la sed, también el Alma tiene hambre y sed.
Poco se escucha al corazón pero él esconde más que la razón.
El vacío del corazón ayuda al Alma en su peregrinar porque vacío busca ser llenado.
Las buenas razones convencen, las malas razones desconciertan porque carecen de razón.

Comentarios

  1. En pocas ocasiones, el corazon y la razon se ponen de acuerdo. Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reflexiones

Asturiano